La EUIPO, a través del Observatorio Europeo de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual, y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) publican estudios e investigaciones sobre el comercio mundial de productos falsificados y mercancía pirateada, en los que se analizan sus repercusiones para la economía, así como la cuota de intercambios internacionales que se ven afectados por el fenómeno.

El estudio más reciente de la serie, El comercio mundial de las falsificaciones: una amenaza preocupante, analiza la magnitud del comercio mundial de los productos falsificados. Se trata de una actualización de dos estudios anteriores sobre este tema, publicados en 2016 y 2019 respectivamente. Este tercer estudio se basa en los datos más recientes disponibles sobre incautaciones aduaneras, correspondientes al año 2019.

 

«El comercio ilícito de productos falsificados y pirateados es un desafío de primer orden para la economía mundial, impulsada por la innovación. Perjudica el crecimiento económico; plantea importantes amenazas para la salud y la seguridad individuales y colectivas; socava la buena gobernanza pública, el Estado de Derecho y la confianza de la ciudadanía en la administración. La pandemia de COVID-19 ha acelerado el comercio ilícito, lo que ha hecho sonar las alarmas de los cuerpos y fuerzas de seguridad en numerosos países de todo el mundo».

Christian Archambeau, director ejecutivo de la EUIPO

  

Principales conclusiones

  • El comercio mundial de falsificaciones ascendió a 412 000 millones EUR en 2019. Esto supone un 2,5 % del comercio mundial.
  • En 2019, las importaciones a la UE de productos falsificados ascendieron a 119 000 millones EUR, lo que corresponde a un 5,8 % del total de las importaciones a la UE procedentes de países terceros. El volumen de importaciones a la UE de mercancías falsificadas se mantiene prácticamente sin cambios con respecto al estudio anterior, que utilizó datos de 2016.
  • La principal economía de procedencia de las mercancías falsificadas sigue siendo China. Otros países principales de donde provienen los productos falsificados son Turquía, los Emiratos Árabes Unidos y Singapur.
  • El calzado sigue siendo la categoría que con más frecuencia se incauta, seguida de las prendas de vestir, los artículos de guarnicionería, los productos electrónicos y de perfumería y los cosméticos. Las incautaciones de productos falsificados de perfumería, cosméticos, juguetes y juegos se duplicaron con creces entre 2016 y 2019.
 
Recursos
Informe completo Mostrar Ocultar
EN
 
Resumen ejecutivo Mostrar Ocultar
BG
 
CS
 
DA
 
DE
 
EL
 
EN
 
ES
 
ET
 
FI
 
FR
 
HU
 
HR
 
IT
 
LT
 
LV
 
MT
 
NL
 
PL
 
PT
 
RO
 
SK
 
SL
 
SV